Así es la prórroga de ayudas a autónomos tras la finalización del estado de alarma

Así es la prórroga de ayudas a autónomos tras la finalización del estado de alarma

AMPLIACIÓN DE AYUDAS PARA AUTÓNOMOS TRAS LA FINALIZACIÓN DEL ESTADO DE ALARMA

Ya con el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio en mano y con el título II a la vista (referido a las medidas de apoyo a los trabajadores autónomos), os informamos acerca de las nuevas medidas para autónomos en esta crisis tras el fin del estado de alarma.

1. Bonificación descendente de las cuotas de Seguridad Social de julio, agosto y septiembre

Aquellos trabajadores autónomos que hayan sido beneficiarios de la prestación por cese de actividad hasta el 30 de junio, podrán acogerse a la bonificación del 100% de las cotizaciones de Seguridad Social y Formación Profesional en el mes de julio, del 50% en el mes de agosto y del 25% en el mes de septiembre.

Sin embargo, estas bonificaciones no son compatibles con el cobro de la prestación por cese de actividad en el mismo periodo de tiempo.

Una importante novedad es que estas bonificaciones son compatibles con las prestaciones por incapacidad temporal o cualesquiera otros subsidios siempre que se mantenga la obligación de cotizar.

2. Mantenimiento del cese de actividad para aquellos autónomos que acrediten una fuerte caída de la facturación

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, siempre que el trabajador tenga derecho a ella en los términos fijados en el artículo 338 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

A partir de esta fecha solo se podrá continuar percibiendo esta prestación de cese de actividad si concurren todos los requisitos del artículo 330 de la Ley General de la Seguridad Social.

2.1 Beneficiarios

Acreditar una caída de la facturación del 75% en los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019

  • No haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros (1.939,58 euros mensuales).
  • Estar afiliados y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia (RETA).
  • Tener cubierto el período mínimo de cotización por cese de actividad de al menos 12 meses.
  • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. En caso de no estarlo se invitará al pago se invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas y regularice así su situación con Seguridad Social.

2.2. Importe

El importe dela prestación continuará siendo el 70% de la base reguladora.

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, siempre que el trabajador tenga derecho a ella en los términos fijados en el artículo 338 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

2.3. Duración

A partir de esta fecha solo se podrá continuar percibiendo esta prestación de cese de actividad si concurren todos los requisitos del artículo 330 de la Ley General de la Seguridad Social.

2.4. Posibilidad de solicitar la prestación con anterioridad a la finalización del tercer trimestre del año en curso.

No hará falta esperar a que finalice el trimestre para solicitar la prestación, sino que podrá realizarse forma previa y hacer las acreditaciones pertinentes una vez finalice septiembre. Para las pertinentes comprobaciones, las mutuas colaboradoras recabarán la información fiscal a Hacienda del beneficiario, previo consentimiento en la solicitud de cese de actividad. Si no lo obtuvieran, también podrán peticionar al autónomo:

  • Copia del modelo 303 de autoliquidación del IVA del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020.
  • Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del IRPF del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020 a los efectos de poder determinar lo que corresponde al tercer y cuarto trimestre de esos años.
  • Los trabajadores autónomos que tributen por módulos (modelo 131) deberán aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los ingresos exigidos.El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio,El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio,El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio,El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos de 1 de julio de 2020 si se solicita antes del 15 de julio,
  • El trabajador autónomo a la hora de solicitar la prestación con carácter previo, deberá tomar en consideración que en caso de superarse en el tercer trimestre del año en curso los umbrales de facturación y rendimiento neto previstos en el Real Decreto-ley 24/2020, deberá devolver el importe de la prestación percibida.
  • El reconocimiento a la prestación solicitada después del 15 de julio tendrá efecto a partir del día siguiente de la fecha de solicitud.
  • Para que la percepción de la prestación tenga efectos de 1 de julio de 2020 debe solicitarse la prestación ante la mutua colaboradora o en su caso ante el Instituto Social de la Marina, con anterioridad al 15 de julio.

2.5. Exclusión de cotización por contingencias comunes

Si bien el trabajador autónomo no tiene que cotizar por contingencias comunes durante la situación de cese de actividad, sí que debe efectuar el ingreso de tales cuotas, que posteriormente le será reintegrado por la mutua colaboradora.

De tal manera, durante el tiempo que esté percibiendo la prestación, deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de las cotizaciones aplicando los tipos vigentes a la base de cotización correspondiente.

La mutua colaboradora o, en su caso, el Instituto Social de la Marina, abonará al trabajador junto con la prestación por cese en la actividad, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes que le hubiera correspondido ingresar de encontrarse el trabajador autónomo sin desarrollar actividad alguna, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 329 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*